¿Cómo ayudar a su hijo en la lucha con bronquitis obstructiva y prevenir su aparición?

En invierno, el aumento de la contaminación ambiental y las bajas temperaturas son los principales enemigos de los niños menores de dos años, quienes son los más afectados por enfermedades respiratorias.

El Síndrome Bronquial Obstructivo (SBO) ocupa un importante lugar, ya que representa un tercio del total de consultas en la atención primaria durante el invierno. Esto es especialmente relevante en la Región Metropolitana, donde en los meses fríos el 60% de las atenciones es por esta causa.

El Síndrome Bronquial Obstructivo o bronquitis obstructiva, como se le llama comúnmente, es una reacción inflamatoria de los bronquios (conductos que llevan el aire hasta los pulmones) ante la presencia de agentes externos. Esta obstrucción provoca dificultad para respirar, tos, expectoración, ruidos respiratorios y, ocasionalmente, fiebre alta.
Los niños siempre están en mayor riesgo porque como poseen una vía aérea mucho más estrecha, se obstruye con mayor facilidad. Los más vulnerables a desarrollar un cuadro grave son los menores de tres meses.

Contaminación y virus: Una mezcla peligrosa.

La bronquitis obstructiva puede desarrollarse por causas bacteriales, alérgicas, contaminantes o virales. Es posible desarrollar un cuadro de bronquitis obstructiva en ausencia de virus, cuando las condiciones ambientales son muy malas y la persona tiene una predisposición, como antecedentes alérgicos, por ejemplo.

La alta concentración de sustancias nocivas en el aire, sobre todo días con clima sin viento, ni lluvias, lleva a las exacerbaciones graves de bronquitis. Los óxidos de nitrógeno y azufre contenidos en la atmósfera, combinados con agua, causan la formación de vapor de ácido sulfúrico y ácido nítrico, que significativamente dañan el sistema broncopulmonar.
En ocasiones el grado de obstrucción puede ser tan grave que genera una insuficiencia respiratoria y es necesario recurrir a ventilación mecánica.

Si bien la contaminación no produce la enfermedad en sí, causa irritación de la tráquea y los bronquios, lo que facilita la agresión por virus y bacterias. En invierno esto es especialmente peligroso porque a los altos índices de polución ambiental, se suman factores intradomiciliarios como el humo del cigarrillo y las estufas a parafina, carbón o gas, que producen monóxido de carbono y que, generalmente, no tienen sistema de ventilación.
También el frío es un factor de riesgo, ya que no permite que las defensas mecánicas del organismo realicen bien su trabajo para detener el ingreso de los gérmenes.
Entre los pacientes de patología pulmonar, los pacientes con bronquitis obstructiva crónica forman el 50%, en donde 4 de cada 5 muertes por enfermedad pulmonar son causadas por la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Ahora los padres tienen una oportunidad para prevenir y mejorar la salud de sus hijos que padecen esta enfermedad. Sólo el equipo médico Ebrizer TION O² tiene la facultad de purificar su aire mediante los filtros de nanotecnología originales. Usted debe probarlo y asegurarse por si mismo. De sus hijos la oportunidad de respirar aire puro y verá que la inversión vale la pena.