La ventilación afluente adecuada de la oficina puede mejorar la eficiencia del personal en un 130%

Los científicos de la Universidad de Harvard realizaron un experimento interesante sobre cómo la ventilación afluente de la oficina influye en la eficacia de los empleados. El experimento duró 6 días y participaron 24 personas de diferentes profesiones: gerentes de ventas, ingenieros y arquitectos.

THE_OFFICE

La primera parte de la gente sometida a la prueba estaba en una habitación con ventilación común; la segunda parte en una oficina equipada según los estándares “verdes” y la tercera en el edificio “verde” con una ventilación forzada.

Los modos de aireación y ventilación fueron cambiándose constantemente, pero los participantes no sabían al respecto. Al mismo tiempo los científicos medían constantemente el nivel de CO2 de los compuestos orgánicos volátiles y de la cantidad de aire que entraban desde el exterior. El personal hacía su trabajo habitual, pero todos los días estaban bajo observación para ver la inteligencia y la velocidad de reacción.

Los resultados experimentales fueron los siguientes:

  • El nivel de inteligencia de los empleados de la oficina “verde” fue un 61% más alto que el del personal de oficina con una ventilación forzada y un 101% más elevado que a los ubicados en la habitación con ventilación común.
  • La velocidad de reacción al estrés de la gente de la oficina “verde” era superior en un 97% y en la oficina con la ventilación forzada era un 131% mejor.

Por lo tanto, los científicos llegaron a la siguiente conclusión: el ficus en la ventana de la oficina no es suficiente para mejorar la función cerebral y el bienestar, se requiere una ventilación adecuada. La eficacia de personal se puede aumentar de manera significativa, a condición de un aumento insignificante en los costos destinados a la ventilación. Por ejemplo, al instalar el sistema compacto de ventilación afluente de tipo Ebrizer Tion O2.

ofice_breezer-761x600