facts32

¿Qué son el aire, los contaminantes del aire y por qué se necesita higiene del aire?

El fundamento de la salud y bienestar, así como la fuente de energía, es lo que el organismo consume desde el ambiente exterior. La persona consume durante el día alrededor de 2 litros de agua, 1,5 kg de alimentos y 14 kg del aire en promedio. Hace miles de años, la medicina oriental y las ciencias de la salud del cuerpo y mente del ser humano consideraron este proceso, dando la misma importancia a los tres componentes para la salud. A diferencia de ellos, la sociedad occidental y la medicina tradicional recien ahora comienzan a entender la importancia de estos procesos. Primero fue la cultura e higiene de los alimentos, luego la higiene del agua, y por último, la importancia vital de la higiene del aire.

Debemos entender, que nuestros pulmones son una puerta abierta en el cuerpo, así como el sistema digestivo. Todo lo que entre en los pulmones, se absorbe en la sangre y afecta a todo el organismo. Así como en los intestinos, los pulmones cuentan con microflora útil y un sistema propio inmunológico. Todo es analógico, sin embargo, pensamos con repugnancia en comer de platos sucios y desde la infancia nos han enseñado a lavarnos las manos y los productos antes de consumirlos, pero al mismo tiempo hoy en dia son pocas las personas que piensan en la importancia de higiene en la respiración y cuánta suciedad e infecciones pasan a través de los pulmones.

lungs_final_72

Ahora vamos a ver qué es el aire y qué contaminantes incluye.

El aire no es vacuidad, sino un caldo complejo y saturado de agentes pero muy diluido. Los contaminantes principales son gases extraños y olores (incluyendo toxinas, cancerígenos, gases de escape), partículas (polvo, hollín, alérgenos, polen, humo), e infecciones (virus, bacterias, moho).

Vamos a hacer una analogía entre el aire y cualquier tipo de sopa. La mezcla básica de los gases es oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono, en el caso de la sopa sería el agua. Los gases nocivos y olores diferentes son saborizantes e impurezas líquidas, los cuales llevados a la sopa serían sabrosos condimentos.

Las partículas gruesas son consideradas “pulpa, sedimento, magma” de la sopa (es decir, papas, mariscos u otros componentes de la sopa). Las infecciones en este caso son moscas atrapadas en la sopa, las cuales se podrían considerar del mismo tamaño que el de la papa, con la única diferencia de que las moscas están vivas.

Por lo tanto, si queremos beber agua pura y no una mezcla de agua, papas, gasolina, suciedad, moscas y gusanos charco de barro más cercano, somos nosotros quienes nos encargamos de mantener el agua limpia. Absolutamente la misma historia pasa con el aire. Basado en la pureza y el daño que puede producir al organismo, el aire de las grandes ciudades tiene poca diferencia con el barro de las ruedas de los vehículos. Sin embargo, seguimos metiendo toda esa suciedad en el cuerpo.

Vegetable-soup-with-fly

¿Qué peligro tiene el aire contaminado?

Los gases nocivos y el humo conducen a la intoxicación, cáncer, falta de sueño, el síndrome de fatiga constante, y en altas concentraciones podrían hasta producir envenenamiento y muerte.

Las partículas gruesas de gran tamaño como el polvo, polen, esporas de plantas y hongos, son considerados como agentes altamente infecciosos que afectan principalmente a las vías respiratorias, causando cáncer, alergias, asma, entre otras enfermedades. Por otro lado, es importante destacar que las partículas más peligrosas son las de menor tamaño (micro y nanopartículas), las cuales generalmente no logran ser atrapadas por los filtros comunes y/o no profesionales, siendo adsorbidas por los bronquios de las personas, pasando directamente a los pulmones y seguido ello, a la sangre. Como resultado obtenemos enfermedades como trombosis o enfermedades cardiovasculares. Ademas, existen las micropartículas de carbón que son consideradas sustancias altamente nocivas, las cuales forman toxinas y ácidos que dañan los vasos sanguíneos, produciendo la intoxicación.

Las infecciones más comunes son la tuberculosis, gripe y otras enfermedades peligrosas transmitidas por el aire. De acuerdo a investigaciones científicas, las infecciones no se encuentran sólo dentro de edificios, sino que también en el aire de la calle. Estos estudios afirman que los microorganismos vivos se encuentran presentes a cerca de 1 km de altura de sobre las nubes.

19_08_1

Los contaminantes y las enfermedades anteriormente descritas son las más comunes dentro de las infecciones que pudiesen llegar a tener una persona. Es importante señalar que existen parámetros del aire que a pesar de que sean menos peligrosos, no dejan de tener importancia:

Humedad: La alta humedad acelera la proliferación de las infecciones, creando la sensación de aire viciado. La baja humedad seca mucosas y la piel, reduciendo las funciones de protección del organismo y produciendo deshidratación.

Temperatura: Las altas temperaturas también crean una sensación de falta de aire fresco, aumentando la presión, agravando la salud y acelerando el crecimiento de las infecciones. Las temperaturas bajas llevan a la hipotermia y a más riesgos de enfermar.

Composición iónica: Es una de las área menos estudiada. Hay estudios que dicen que la violación del equilibrio iónico del aire conduce a las anomalías de los procesos metabólicos en el cuerpo, reduciendo la inmunidad y deteriorando el bienestar de la persona en general.

¿Qué es entonces el aire viciado? Eso es un término complejo, una sensación subjetiva. El aire viciado no siempre se asocia con limpieza del aire. Por ejemplo, el aire puede parecer fresco en ambientes con aire acondicionado, ya que éste disminuye la temperatura y la humedad. Pero en realidad, si la concentración de dióxido de carbono es alta, y el oxígeno bajo, el organismo se pondrá mal, dormirá mal, mantendrá constantes dolores de cabeza, y además podría agarrar una infección cultivada dentro de aire acondicionado.

El único y racional enfoque para la higiene del aire es un suministro constante en la habitación de aire fresco, oxigenado y purificado de todos los contaminantes e infecciones de la calle. Al momento de resolver este problema principal, no tendrá mayores inconvenientes para el ajuste de la humedad y temperatura mediante dispositivos simples, tales como humidificadores y acondicionadores de aire.